¿Cómo adiestrar a tu mascota?

Anuncios patrocinados


El temático de análisis de hoy está orientado a las mascotas y al rol de las mismas en nuestro hogar. Mientras que en NeetEscuela nos contaron a cerca de la Zooterapia y de los lazarrillos, nosotros les traemos algunos tips para tener en cuenta a la hora de adiestrar un can y que sepa que su rol es de perro, y no de amo.

Los elementos que nunca pueden faltar a la hora de entrenar un perro son la constancia, la paciencia y la alabanza. Es importante no comenzar demasiado pronto, pues el cachorro puede tener dificultades en el aprendizaje, ni demasiado tarde, pues un cachorro aprende más rápido que un perro adulto.

dog-training

Un problema clásico de tener perro es que siempre viene corriendo y posa sus pies sobre nosotros, o nos salta constantemente. Los perros jóvenes son especialmente exuberantes, y no dudarán en hacértelo saber. Cuando el cachorro salte sobre nosotros (o sobre cualquier otra persona), debemos tomar sus patas delanteras y posarlas sobre el suelo, diciéndole al mismo tiempo un rotundo “¡No!”.

Otro problema que se nos va a presentar seguramente al tener un cachorro es el ansia por morder absolutamente todo. Lo primero que debemos hacer es seleccionar objetos para que este pueda morder: juguetes para perro, objetos viejos, prendas de ropa viejas, etc. Con esto se debe satisfacer la necesidad de morder, pero seguramente el cachorro quiera más. En caso de descubrirlo mordiendo cualquier otro objeto, diferente de los que tiene permitido morder, debemos mostrar inmediatamente desaprobación, diciendo firmemente “¡No!”, y quitándole el objeto que no debe morder. Por el contrario, cuando muerda sus objetos destinados a ese fin, debemos acariciarlos y alabarlos repetidamente.

Si nuestro cachorro ladra cuando  estamos ausentes, ñps vecinos lo harán saber rápidamente. Sus quejas serán justificadas. De modo que será necesario tomarnos la molestia de quitarle a nuestro amigo canino esa costumbre mientras aún estemos a tiempo de hacerlo. Haz como que te vas, pero espera silenciosamente fuera de la puerta. Probablemente el cachorro comenzará a aullar en cuanto crea que te has marchado. Grita «No, no, no» y regresa rápidamente al interior, riñéndolo y dando grandes muestras de disgusto. Unas pocas lecciones como ésta, antes de que su mala costumbre se arraigue, le enseñarán que el único resultado que puede obtener de aullar y ladrar es un amo enfadado. Un perro que ladra como advertencia es un compañero valioso, pero un charlatán que ladra por cualquier motivo y a cualquier hora es una molestia a menos que se le enseñe a dejar de hacerlo en cuanto se le ordene.

Aunque los cachorritos tienen que aprender los hábitos de aseo y de buenos modales a partir del día en que llegan a tu casa, las simples órdenes de obediencia pueden esperar hasta que tenga al menos seis meses de edad. Es importantísimo tener presente la necesidad de tener paciencia en todo lo relativo al adiestramiento de un perro. Junto con la paciencia hay que tener constancia. Si tienes esto bien presente mientras estás adiestrando tu cachorro, tendrás más posibilidades de alcanzar el éxito.


 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...



» »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *