Cómo limpiar ollas quemadas

Anuncios patrocinados


 Seguramente alguna vez mientras cocinabas te ha pasado tener una distracción y que tu olla termine no muy bien. Siempre dependerá de lo que cocinemos, pero si algo se quema suele formar una costra dura en nuestros utensilios. A no desesperar que esto, como todo, tiene solución. Hoy te presentamos cómo limpiar ollas quemadas.

El agua con sal es buena aliada en estos casos. Funciona óptimamente cuando se ha adherido poca comida y no se ha quemado por demás. Primero procede a quitar la parte más gruesa limpiando la olla como habitualmente, con agua bien caliente, detergente y una esponja suave. Lo siguiente será cubrir las partes que aún tengan comida adherida con agua bien caliente, y adicionar dos cucharadas de sal. Luego de dejar descansar por al menos 15 minutos, frótala con un cepillo o una almohadilla de nailon. En caso que luego de este proceso sigan quedando restos de comida, vuelve a colocar agua con sal, pero esta vez llévala al fuego hasta que hierva. Limpia una vez más de manera convencional y verás como todo desaparece.

img_como_limpiar_cacerolas_de_acero_inoxidable_19054_orig

El clásico de la limpieza es el detergente. Para esto, cubre aquella zona con comida quemada con agua caliente y adiciona detergente para platos. Lleva esta mezcla al fuego, y haz que hierva a fuego lento. Deberás tener cuidado con la espuma que puede generarse, para asegurarte que no se expanda por toda tu cocina. Luego de que hierva, apaga el fuego, aguarda a que se enfríe unos minutos para luego frotar con una esponja de nailon hasta que la mancha desaparezca.

Ya hemos usado el vinagre para la limpieza en otros aspectos y tenemos conocimientos de sus propiedades. Si se trata de una olla de acero inoxidable esta es tu mejor opción. Cubre la mancha con vinagre blanco y lleva la cacerola al fuego, dejando que hierva durante 5 minutos. Una vez que se enfríe, frota la comida con una esponja y procede del modo tradicional.

Si se trata de comida que está muy quemada y con los consejos anteriores no has logrado resultados óptimos, otra idea es utilizar bicarbonato de sodio, espolvoreándolo por el fondo de la olla. Luego pon la casero a hervir a fuego lento, previo haberle adicionado una cucharada de agua. Luego de que hierva 5 minutos retírala y límpiala de la forma tradicional. Si el problema es comida pegada en los bordes, utiliza una solución que contenga media taza de bicarbonato de sodio por cada 3,75 litros de agua.

Por último, no puede faltar la lavandina cuando hablamos de limpieza. Utilizaremos lejía en el caso que nuestra olla tenga excesiva cantidad de comida pegada. Para esto necesitamos cubrir las zonas quemadas con agua y adicionar un poco de lavandina. Lleva la cacerola al fuego hasta que hierva y permite que actúe unos minutos. Deberás tener precaución de no respirar los vapores que emanen de esta olla pues pueden ser perjudiciales para tu salud.

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...



» »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *