Como tender una cama a la perfección

Anuncios patrocinados


Existen ciertas tareas del hogar que tenemos que hacer todos los días sin falta para mantener el orden: lavar los platos, barrer, ordenar la ropa que usamos o lavamos, y por supuesto, tender la cama. A veces nos levantamos, con el tiempo justo, y entre preparar el desayuno, limpiar lo que quede de este, en caso de tenerlos, ayudar a los niños a vestirse, a preparar sus cosas, y otras cosas, la cama pasa por encima y cuando volvemos a nuestro hogar es un desastre.  Ahora, si pensamos en un hotel, por ejemplo, notaremos que quienes se encargan de la limpieza y el orden de las habitaciones hacen las camas de forma eficiente y rápida, logrando un muy buen trabajo. ¿Cuáles son los secretos para tender una cama a la perfección?. ¿Cómo logramos un buen trabajo pero de forma rápida?. Hoy te enseñamos como tender una cama en 7 pasos, logrando todo esto.

Para comenzar debemos hacer una inspección general de la misma, para asegurarnos que no haya manchas en sábanas o frazadas. A veces se lleva comida a la cama que puede mancharla, o quizás si un niño durmió en ella puede haber tenido algún accidente nocturno, por lo que revisarla bien es una buena forma de comenzar.

image5390cd0b9c0173.06770266

Cuando ya revisamos esto, deberemos cambiar las sabanas, cobertor o frazadas en base a lo que hayamos encontrado. Quizás la inspección no arrojó ningún defecto, pero aunque no haya manchas, es recomendable cambiar las sábanas con periodicidad.

Para comenzar a arreglar la cama, es bueno hacerlo primero del lado más próximo a la puerta. Poner en su sitio todos los componentes de la cama, estirando bien para que no queden arrugas. Una vez hecho esto simplemente colocar la almohada propia de este lado, si se tratara de una cama matrimonial. Luego proceder de la misma forma del lado anterior. Esto evitará que estemos perdiendo tiempo en ir y venir de un lado a otro, por lo que reducirá el tiempo y esfuerzo destinados a esta actividad.

Para continuar, y sin cambiar de lado, debemos introducir las cobijas debajo del colchón, para asegurarnos que la cama no se desarme al primer movimiento que hagamos al acostarnos. Repetir la operación del lado de la puerta, asegurándonos que todo quede bien tenso y estirado.

Simplemente restará dar una mirada a nuestra cama para ver que esté libre de arrugas e imperfecciones.

 

 

 

 

 

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...



» »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *