Consejos para cuidar tus muebles de jardín

Anuncios patrocinados


Hemos hablado en ocasiones anteriores sobre como decorar tu jardín, y hemos hecho alusión a colocar muebles en él. Ahora bien, al estar a la intemperie estos objetos pueden sufrir ciertos deterioros, por lo que hoy vamos a darte algunos consejos para cuidar tus muebles de jardín.

Por supuesto que según el material que componga tus muebles de jardín serán los cuidados que necesitarás tener. Por ejemplo, la madera teca suele ser un clásico muy utilizado en exteriores, pues es muy resistente y soporta los cambios climáticos, aportando un hermoso color dorado. Aún así, puede oxidarse con el paso del tiempo, por lo que su color dorado termina convirtiéndose en una pátina gris. Para recuperar el color original simplemente necesitas aplicar un sellador de teca. El aceite de teca es muy buen recurso para intensificar su color natural.

arteleya

Otro clásico del jardín es el acero inoxidable, y aunque es muy resistente, suele afectarse por la corrosión. Para esto necesitarás limpiarlo con agua y jabón neutro un par de veces al año, de manera que lo protejas. Además, en el mercado podremos encontrar un producto denominado protector específico de acero inoxidable, que se encarga muy bien de proteger este material.

El aluminio puede verse afectado por la corrosión también, pero hay que tener un poco más de cuidado a la hora de limpiarlo pues puede rayarse con facilidad.

Las mesas con arreglos en cerámica suelen ser comunes en muchos jardines, y lo bueno es que requieren muy poco mantenimiento. Bastará con limpiarla con un detergente multiusos, siendo conveniente que se aclare y luego se seque bien. Entre los materiales elegidos para el exterior la cerámica está dentro de los que más resistencia y durabilidad tienen.

Si estamos hablando de un juego de jardín de hierro o forja, probablemente sufra el efecto al óxido, y más si está expuesto a lluvias. Para proteger este material, no se necesitará más que pintarlo con antióxido, renovando este tratamiento cada dos años, para mantener su acción. En caso te encuentres que el óxido ya está establecido, primero necesitarás una lija o un cepillo de alambre para deshacerte de él. Luego de quitarlo, enjuaga con agua y jabón, y una vez que esté muy muy seco, ya podrás aplicar el antióxido.

Los muebles de mimbre o bambú son un lindo complemento para el jardín. Estos materiales se engloban bajo el nombre de fibras vegetales, y para su limpieza lo mejor es utilizar un cepillo suave y un trapo escurrido, mojado con agua y jabón. Una vez que esté seco y limpio, el barniz de poro abierto para exterior es una buena idea para proteger este material.

ç

Cuando se trate de telas,  puedes usar tratamiento antimanchas, así como protecciones para el sol, de todos modos, te recomendamos, en caso que sean desmontables, guardarlas cada vez que no estén en uso, evitando deterioro innecesario.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...



» »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *