El efecto del café en la actividad física

Anuncios patrocinados


El café es una bebida a la que estamos muy habituados, y no a tomar una taza, sino varias. Nos levantamos y desayunamos con café, después vamos al trabajo y tomamos otra taza, y ni hablar si nos cruzamos con algún conocido que hace tiempo no vemos seguro terminamos tomando otra más. Con respecto a sus propiedades, se sabe que una taza de café al día puede ser beneficiosa, pero que pasa con los deportistas. Si esto te estás preguntando, hoy te presentamos el efecto del café en la actividad física.

El efecto del café en la actividad física

Sabemos que cada vez que se investiga sobre un alimento en particular y su efecto, siempre surgen nuevos estudios que aplican esto mismo pero a los deportistas. De esta manera, contamos con estudios que evalúan la relación entre la cafeína y el deporte. Actualmente se conoce que la cafeína podría tener un efecto potenciar erogénico, es decir, que mejora el rendimiento físico, y por supuesto que esto significa que repercutiría de forma positiva, mejorando el rendimiento deportivo.

Dentro del hígado, la cafeína se divide en tres metabolitos: paraxantina, teofilina y teobromina, los cuales estarían relacionados con estos efectos positivos. Cada una de estas sustancias se procesa nuevamente en diferentes regiones, entre las que se encuentran el músculo y el sistema nervioso. Acorde a recientes investigaciones, el efecto que produce la cafeína sobre el músculo esquelético (voluntario) es mucho menor al que causa el sistema nervioso estimulándolo.

El efecto del café en la actividad física

Una hora luego de ser absorbida en el intestino delgado, la cafeína presenta su pico máximo de acción. Entre el 3 y el 10% de esta sustancia se pierde 15 minutos después de ser absorbida, y el resto tarda aproximadamente 6-8 horas en hacer lo mismo.

Los tres metabolitos de los que hablamos más arriba, atraviesan sin problemas la membrana celular (la que recubre a las células), aspi como la barrera hemato-encefálica (ubicada en el cerebro). Por este motivo puede llegar a lugares críticos donde producir su efecto. Si bien su capacidad erogénica está ya comprobada, no se lo considera como “dopaje”, a pesar de producir beneficios en el rendimiento.

La relación entre la cafeína y el deporte ha sido estudiada, desmintiendo ciertos mitos, tale como que puede provocar un efecto negativo por su capacidad de incrementar la pérdida de líquidos, algo que se ha probado no termina en ningún desequilibrio de líquidos que pueda afectar el rendimiento.

El efecto del café en la actividad física

De la misma forma, se ha observado un “acortamiento” en los movimientos musculares, algo que puede terminar en “agarrotamientos” en aquellos deportistas de alto rendimiento, aunque frente a los beneficios que provee esta contra esta bastante desestimada.

Según estudios la cafeína es beneficiosa sobre todo en períodos de ejercitación alargada en el tiempo, intensa pero intermitente. Una dosis óptima se calcula entre 3-6 mg por kilo, y se ha probado que es beneficiosa también para ejercicios de larga duración.

Se ha comprobado que consumir entre 5 y 9mg de cafeína por kilo de peso por corporal en ciclistas mejora su rendimiento por aumentar el consumo de grasas intramusculares. Otro mecanismo está relacionado con el aumento de la producción de  ß-endorfinas, útiles en la reducción de la percepción del dolor.

Con respecto a la administración, lo ideal es que sea una hora previa al ejericico y en lo posible deshidratada, siendo así más efectiva que si se consume en café u otros productos que la contengan. La dosis óptima, como ya dijimos, es de 3-6 mg por kilo, no observando beneficios extras con consumos más elevados.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *