Pilates para el cerebro

Anuncios patrocinados


Pilates para el cerebro
Pilates para el cerebro

Es estrés agota nuestro cerebro, lo desgasta día a día junto con el ritmo de vida que llevamos alocado, así es, este conjunto de cosas puede provocar que nuestro cerebro n fabrique su propio alimento, las neurotrofinas que son moléculas que producen y secretan las células nerviosas y actúan como alimento para mantenerse saludables. Para tener mentes saludables te contamos como hacer pilates para el cerebro.

Cuanto más activas estén las células del cerebro, más cantidad de neurotrofinas producen, generando más conexiones entre las distintas áreas del cerebro. Pero con la rutina la producción  decae, por lo que debemos hacer algo con nuestra mente, debemos hacer pilates con las neuronas  hay que estirarlas, sorprenderlas, sacarlas de su rutina, presentarles novedades inesperadas y divertidas a través de las emociones, del olfato, la vista, el tacto, el gusto y el oído.

Así lograremos un cerebro  más flexible, más ágil y su capacidad de memoria aumente. Aléjate de las actividades rutinarias que  son inconscientes. Hacen que nuestro  cerebro funcione en automático y requieren un mínimo de energía.

A continuación te dejamos los ejercicios para hacer pilates con el cerebro:

Pilates para el cerebro
Pilates para el cerebro

–      Una vez por la semana debemos darnos  una ducha con los ojos cerrados.  La idea es motivar nuestro tacto, localizar las cosas, ajustar la temperatura del agua, buscar el jabón, el shampoo o lo que sea que quieras usar pero con los ojos cerrados, para descubrir nuevas texturas.

–      Realiza actividades con la mano que más te cueste usar, utiliza tu mano izquierda y viceversa. Come, escribe, abre la pasta, lávate los dientes, abre el cajón, haz cosas con la mano que más trabajo te cueste usar.

–      Lee en voz alta. Se activan diferentes circuitos que los que usas para leer en silencio.

–      Modifica tus rutas, toma distintos caminos para ir al trabajo o a casa.

–      Cambia tu rutina. Haz cosas distintas. Sal, conoce y habla con personas de diferentes edades, trabajos e ideologías. Usa las escaleras en lugar del ascensor. Sal al campo, camina, huélelo.

–    Debemos   modificar la ubicación de algunas cosas. Al saber dónde está todo, el cerebro ya construyó un mapa.

–    Debemos aprender a hacer nuevas cosas,  puede ser fotografía, cocina, yoga, estudia un nuevo idioma.

–      Identifica objetos. Pon en el coche una taza con varias  monedas diferentes y tenlas a mano para que, mientras estás parado en el semáforo, con los dedos trates de identificar cada una.

Debemos abrir la mente, dejar que lo extraño nos sorprenda y vivir tranquilos, lo mejor es ejercitar nuestro mejor musculo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...



» »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *